lunes, 12 de octubre de 2009

Amar a la familia... ¿Cómo?



Hoy fue uno de eso días en que no quisiera salir del cuarto…

Ok… ya cerré el ciclo que necesitaba concluir y por ello si me siento más feliz, si bien es un paso muy difícil y doloroso, también es cierto que es necesario y que me va a traer mucha tranquilidad.

Me fui a hacer algo que disfruto mucho los días feriados: ir a caminar por la sabana. Me relajé, sudé un poco, y disfrute de una tarde preciosa… incluso me molesté un poco por no andar papel y lápiz porque el ambiente era perfecto para escribir un poco.

Regresé a mi casa de buen humor, con mucho ánimo y relajado… me siento a comer con mi linda familia, estoy bromeando un poco con mis papás… y en ese momento hacen aparición mis “queridas hermanas”.

¿Cuál es el problema con ellas? Realmente no sé, solo que a ellas hay ocasiones en que no soportan absolutamente NADA de mí: mis comentarios, mi voz, mi risa, mi mirada, mi presencia.

Esto no es algo nuevo, toda mi vida he crecido con esto. No es fácil ser el único varón y menos ser el hermano del medio; no soy el mayor para mandar, ni el menor para ser el chineado, soy el hermano “sándwich” (un sándwich muy sexi pero sándwich al fin)

Recuerdo que cuando era niño mis hermanas siempre se reían de mis juegos, me criticaban mi forma de ser (más sensible que ellas, retraído y estudioso) y en cierta forma ellas ayudaron a que surgieran mis problemas de autoestima durante la adolescencia.

Luego yo crecí, me desarrollé intelectualmente, y mi corazón no aguantó más humillaciones por parte de ellas y empecé a quererme y cuidarme. Entonces inicia otra guerra porque ya no me dejaba de sus hermosos y cariñosos comentarios (nótese sarcasmo).

Creí desde hace por lo menos un año que esta guerra había culminado, pero ahora que mi hermana menor regresó a la casa (luego de un fallido intento de vivir con el imbécil del novio) he notado poco a poco como ellas se vuelven a aliar en mi contra.

No vayan a creer que soy como psicótico y que tengo complejo de persecución, yo no las culpo. Sé que me quieren (muy en el fondo) pero son aún muy muy muy inmaduras ( y eso que tienen 21 y 27 años, sin comentarios).

No sé, a veces siento que a ellas les ha tocado vivir bajo mi sombra, ya que de los tres hijos solo yo me he preocupado por estudiar. Y no he sido tan tortero como ellas.

Bueno… al menos ya me desahogue con esto. Me molestó mucho que me echaran a perder la noche, pero me molestó aún más darme cuenta que aún me afectan y me duelen mucho las cosas que ellas me dicen

Saludos

6 comentarios:

Luis-Atur Inhao Qimih dijo...

Pues yo no soy el que dice que hay que amar a todo el mundo. Lamentablemente el amor no es un sentimiento que tengo, talvez si jajaja, pero quien sabe. El tiro es saber si uno queda bien ante el Jefe (Dios) y no importa lo demás, vos tenés de yugo a tus hermanas, yo tengo a mi papá, la vida no es justa, pero (bueno, esto es lo que hago yo) me contento con saber de mi superioridad y la alegría de la ayuda Divina aunque todo mi mundo se caiga a pedazos. Jajajaja que triste, esto no es nada motivador, pero al menos te quiero decir que no estás solo en el dolor (o algo así) Saludos!!!

©hannibal dijo...

El que tus hermanas sean idiotas no te hace uno también. Mira la capacidad reflexiva que tienes de pensar por tí y por ellas al mismo tiempo. Tu vez en ellas cosas buenas,increíblemente del monton de errores con las que formaron sus vidas. Eso es objetividad, y mi amigo, eso casi nadie lo tiene.

Por otro lado... Estas viendo en tu pasado aun resentimiento, y ahí es donde está tu mayor error. Si dices que eres más maduro que ellas, no debería de esconderte en el rincon y autocompadecerte.

Primero, ya tienes edad para tomar tus propias decisiones. Hazlas valer con respeto. El ser fuerte no significa ser violento. El carácter de seguridad, hace que los demás aprendan a respetar. primero respetate a ti mismo.

Veo que te gusta la poesía. Si quieres pasas a mi blog y tal vez encuentres algo que te guste. Quizá si, Quizá no.

Saludos
hannibal

HeiAJS dijo...

buuu q mal q le arruinaran el día T_T y lo comprendo mejor de lo q puede imaginar, y después de años he llegado a la conclusión de que sus comportamientos es resultado de querer tener la vida de una/o,
apart es como si fuera muchas veces deber de las hermanas y hermanos el hacernos sentir mal x lo q hacemos, decimos y bueno por todo (no siempre claro)
pero tranquilidad, intente no hacerles caso con lo q le digan, es tarea difícil pero se logra

aquiles dijo...

"¿Cuál es el problema con ellas? Realmente no sé, solo que a ellas hay ocasiones en que no soportan absolutamente NADA de mí:"
Esas "ocasiones" son como cada 28 días / 1 mes??

Xana dijo...

asi como tu lo dices, el unico que salio adelante fuiste tu, para mi que es envidia...Y siempre te van a afectar sus comentarios porque es tu propia sangre que esta hablando mal de ti, asi que ha tratar de ignorar y no darle mucha importancia!!!...dichoso que fue a la sabana..yo tuve que bretear

ViTor dijo...

Luis: vos siempre tan ... Puf... (si no entiendes después te explico)

@hannibal: pues si... tienes toda la razón. El comentario que me pusiste coincide mucho con la reflexión que he venido haciendo desde hace medio año... aunque aún me duele aceptarlo...

Hei: siiiiiiii... se que me comprendes T_T

aquiles: pues si... hasta les tengo medidos los períodos

Xana: no sé si será envidia... espero que no... espero que puedas irte a dar una vuelta a la sabana hehe