viernes, 1 de abril de 2011

10 años... Te pasaste con las promesas

...Y te pasaste de Chuzo


Yo creo en las promesas de Dios... creo en su amor, en su misericordia, en su gracia.


En esa gracia que me llevó hoy hace 10 años a iniciar el camino hermoso que me protegió durante la adolescencia, que me rescató de la soledad y que me ha marcado lo que quiero hacer por toda mi vida.


Una historia que inició con un animador que acababa de terminar su proceso de grupo y se aventuraba junto a un amigo y a otra chica a iniciar un grupo de Pastoral Juvenil en una de las filiales de mi parroquia. Y el 1 de abril de 2001 un par de animadores se reunieron junto a dos chicos y dos chicas en lo que fue mi primer encuentro de PJ. De esos cuatro aún permanezco yo y mi hermano del alma Marco.


Con el tiempo el grupo fue creciendo, hasta un momento en que llegamos a ser casi 20 personas, conocimos varios grupos juveniles de la parroquia y a otros animadores. No existía XTO Alternativa y no se trabajaban itinerarios, pero a mis 15 años eso no importaba. Había encontrado el lugar donde me sentía querido y aceptado.


Los encuentros los domingos a las 4 pm ahora parecen poco pastorales, pero en ese tiempo mis tardes de domingo eran para la Pasto... para Itsamaná que fue el nombre de mi grupo. Con ese grupo llegamos a celebrar un aniversario, mientras pasamos cambios y vi irse a quien fue mi primer animador... con el tiempo solo quedó mi animadora quien ahora es mi madrina de confirmación.


Viví también mi primera actividad masiva: un Adviento Arquidiocesano en el Colegio Saint Francis en Moravia, y en donde se lanzó el proceso Iglesia Joven, predecesor del proyecto de XTO Alternativa. Y al poco tiempo en mi parroquia se vivió la unión de todos los grupos juveniles en uno solo.


En Hatillo se inició con el experimento de trabajar por edades, y allí entré a un nuevo proceso de grupos: DAVID.  Frente a la historia del joven rey de Israel vivíamos nuestro camino. Cambios de sacerdotes trajo consigo que poco a poco esos animadores y animadoras que había conocido se alejaran de la Parroquia, y si bien se sentía que la Pasto se debilitaba, Dios no permitió que nada malo sucediera y el grupo continuó.


En el 2005, durante una peregrinación juvenil hacia Sto Cristo de Esquipulas vi por primera vez el logo de tres letras que ahora es mi hogar: XTO Alternativa.


En ese tiempo y junto a mi proceso de PJ se despertó en mi el deseo de ir más allá. Fue cuando comencé a pensar en una entrega radical en el sacerdocio, en un deseo por entregarme a Cristo.
Se inició un proceso para formar nuevos animadores, y me eligieron para ello, con solo 17 años, pero una de las mejores animadoras que he tenido me dijo que esperara a madurar.


Con 19 años entré al Seminario. Ya en ese tiempo la pasto había cambiado mucho, se habían fusionado varios procesos juveniles y se conformó la primera EPPJ. Ya como seminarista no podía estar al 100 % dentro de la PJ, pero mi corazón y unas pocas horas todos los sábados me daban fuerzas para el estudio.


En el 2006 viví ese proceso juvenil en la Parroquia de San Juan Bautista de Tibás, dentro de otro esquema de trabajo pero siempre con el mismo espíritu juvenil. Ese mismo año se decidió mi salida del Seminario y me vi desorientado y sin camino.


Una invitación de un gran amigo para laborar fuera de San José me despertó del dolor por mi salida, y aprendí cómo hacer PJ en una zona rural, sabiendo que los chicos caminaban por terrenos polvosos o fangosos según el tiempo. 


Y allí en la PJ nació mi vocación educativa. Vi surgir frente a mí el sueño de ser Orientador...


Y aquí estoy... 10 años después, formando animadores, bombeteando en Kmpas, viviendo mi fe desde la U, planeando convis... dando formaciones y charlas... y todo es pura Gracia de Dios porque solo Él me ha dejado vivir tantas bendiciones.


Aquí estoy con la mirada hacia el frente, pero viendo hacia atrás porque no olvido de donde vengo.


Aquí estoy viviendo un hermoso proceso de Comunidad de Vida... creciendo en Santidad junto a mis hermanitas y hermanitos.


Aquí estoy... 10 años es poco, aún me quedan más. Porque Dios se pasó, se pasó con sus promesas... porque cada día vivido en la PJ es una bendición.


10 años de haber llegado a mi hogar dentro de la Iglesia, al lugar que se convirtió en mi mayor factor protector. (se me salió lo Orientador jaja)


Gracias Dios... me costó 10 años llegar a saber que lo único que puedo decir es:


¡QUE CHUZO QUE ES DIOS! 



3 comentarios:

HeiAJS dijo...

awwwwwww lloré!!!!! super lindo Vic!!!! demas felicidades x estos 10 años!! es difícil encontrar algo en lo que se pueda durar muchos años y seguir siendo parte de ello... x eso en serio felicidades :) y q los años se sigan sumando!!!! :D

Marce dijo...

Muchas felicidades Vic... Que si estos 10 años han sido maravillosos, los que vengan también lo sea! Y coincido con vos, Dios es un chuzo. Y su bondad para con sus hijas e hijos es realmente infinita!!!

NX G1 - Generacion Vision y Orden dijo...

Que carga! El camino se que no ha sido facil, pero ahi ha estado ese Dios chuzo dandote la mano y las fuerzas que necesitas para seguir... Tenes mucho que cosechar todavia ADELANTE!